Gestión de Instituciones Educativas | Esos jóvenes que van a mil
186
post-template-default,single,single-post,postid-186,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Educación

Esos jóvenes que van a mil

La exploración del mundo millennial ofrece siempre datos que pueden ayudar a comprender mejor a una generación que quiere vivir libre de ataduras.

Nacidos entre los años 1980 y 2000, estos jóvenes constituyen hoy una tercera parte de la población mundial y, por ende, son protagonistas de la economía global en los años que vendrán.

Es cierto que, en general, se están desarrollando en medio de un contexto en el que las oportunidades laborales escasean y la ocupación de las pocas sillas vacías requiere cada vez más habilidades.

Sin embargo, nada de este escenario parece importarles. La estabilidad en un empleo no está entre sus prioridades. El salto entre trabajos parece haberse convertido en una constante. De un lado, la propia dinámica de los mercados; del otro, una decisión personal.

Los datos apoyan esto. Un informe reciente de la consultora Gallup revela que el 21 por ciento de los millennials declaró haber cambiado de trabajo en el último año.

Esta cifra es tres veces superior que en las anteriores generaciones, que preferían construir sus vidas en torno de un mismo trabajo.

Sólo la mitad de los jóvenes de este estrato dicen que van a permanecer en la misma compañía. Visto del otro lado, las organizaciones deberán prever que la mitad de su fuerza laboral ya no estará en ellas en ese lapso.

Gallup indagó también las razones que subyacen en toda esta movilidad de los jóvenes.

Así, detectó que sólo tres de cada 10 miembros de la generación del milenio está comprometidos con su trabajo, en emoción y conducta. La falta de participación en las organizaciones explica en parte esta falta de energía y esta indiferencia.

“Es posible que muchos millennials, en realidad, no quieran cambiar de trabajo, pero sus empresas no les están dando razones de peso para quedarse”, explica el reporte de la consultora, disponible en su sitio web gallup.com.

Otro estudio llamado “Millennial Survey”, de la consultora Deloitte, confirma buena parte de los datos y ofrece una serie de consejos a las compañías para no perder a futuros líderes empresariales:

¿Cómo pueden ganar las empresas la lealtad de los millennials?

Deloitte destaca que esta generación tiene claro qué necesita para ser feliz en su trabajo. Y lo sitúa en cinco pilares:

  • Valores compartidos con la empresa.
  • Programas de tutorías que les permitan crecer profesionalmente.
  • Desarrollo de habilidades de liderazgo.
  • Flexibilidad laboral, tanto en horarios como en lugar de trabajo.
  • Equilibro entre las necesidades profesionales y personales.

O sea, organizaciones que tengan a las personas como eje, más allá de los beneficios.

¿Estas condiciones alcanzarán para que los millennials y los que vienen después permanezcan en las organizaciones?

¿O ser saltarines está en su genética y nada los detiene para buscar nuevos rumbos?

Las respuestas, en la próxima generación.

Ingresar un comentario

happy wheels